Recetas con nuestros peques

Llega el otoño y los días van siendo más cortos y fríos, además y por desgracia el coronavirus sigue en nuestras vidas y eso nos obliga a todos a estar muchas más horas en casa de lo habitual, horas que tenemos que compartir con nuestros queridos peques, que aunque les queremos mucho su incansable energía nos hace tener que buscar actividades para entretenerlos. Por ello os voy a pasar un par de recetas muy sencillitas, de esas que excepto para usar el fuego, las pueden hacer solitos con una pequeña supervisión.

 

La primera receta, puede ser una rica merienda o desayuno, ya que se trata de un Mugcake cookie. Este rico bizcochito individual sorprende por su facilidad de elaboración y su resultado.

 

MUGCAKE COOKIE

INGREDIENTES:

45 gramos de mantequilla en pomada

1 huevo grande

30 gramos de azúcar moreno

15 gramos de azúcar blanca

50 gramos de harina

¼ de cucharada de levadura

Pepitas de chocolate

Azúcar glas (decorar)

 ELABORACIÓN

 Se mezclan todos los ingredientes en un bol, respetando el orden de la receta, y removiendo con unas varillas para que quede una masa uniforme y bien ligada. Una vez tengamos la masa, la introducimos en una taza alta y la metemos 2 minutos en el horno microondas a potencia máxima. Sacamos la taza en el horno microondas con cuidado de no quemarse, lo decoramos con azúcar glas y nos lo comemos mientras está caliente.

 

La segunda receta, sirve igual para una cena o comida salada, como para un desayuno o merienda dulce, son los versátiles y riquísimos crepes. Hay muchas recetas distintas de crepes, pero yo después de probar muchas me quedo con esta, por lo suave y ligera.

 

CREPES

INGREDIENTES:

125 gramos de harina

2 huevos grades

25 gramos de mantequilla derretida

250 ml de leche

1 pizca de sal

 

ELABORACIÓN:

Se echan todos los ingredientes en un bol y se mezclan con unas varillas o batidora hasta obtener una masa homogénea. La masa debe ser liquida, ya que necesitamos que se extienda muy fácilmente por la sartén o crepera donde vayamos a elaborarlos.

Ponemos en el fuego una sartén grande, cuando esté caliente, la untamos con mantequilla, con un pincel de cocina si tenemos, por todos sus lados. Echamos un poco de masa en el centro y la extendemos rápidamente por toda la sartén en una capa muy fina. Dejamos que se haga bien por un lado y damos la vuelta al crepe con mucho cuidado.

Una vez hayamos hecho todos los crepes, podemos rellenarlos de nata, crema de chocolate, mermelada o frutas y adornarlos con azúcar glas.

Si los preferimos salados, podemos rellenarlos de una bechamel suave con salmón, espinacas o jamón y queso, cualquier opción es buena y seguro que vuestra imaginación  os hace rellenarlos de cosas riquísimas.

 

 

Espero que os hayan gustado mis recetas y las elaboréis en familia, no hay nada más agradable y reconfortante que compartir una rica comida hecha por todos con muchos cariño y amor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *