Aprovechando que en estos días nuestros chicos y chicas de Segundo de Bachillerato se van a examinar de la EvAu (7-10 de junio) les queremos desear desde la Junta Directiva mucha suerte en estos exámenes después de dos años duros de Bachillerato. 

Es por este motivo,  y ofreciéndoles un emotivo homenaje, transcribimos la oración que les dedicaron todos ellos a la Comunidad Educativa el pasado 26 de mayo en la oración de la mañana.

Dios nos ha ofrecido la oportunidad de disfrutar de la educación que se nos ha dado en este colegio. Él suscitó a Madre Isabel Larrañaga el espíritu de acercar la enseñanza a las niñas que no tuviesen los medios, construyendo colegios por toda España, incluida la SAFA, que ha sido hogar para muchos de nosotros desde que empezamos el colegio en infantil. Gracias a ellos, en nuestros últimos días de clase, los alumnos de 2 de bachillerato hoy queremos agradecer a la directora, al equipo directivo y a nuestros profesores por guiarnos en este camino. Gracias a todos y cada uno de vosotros por acompañarnos desde nuestros primeros pasos hasta el final de esta bonita etapa. Una parte de lo que somos hoy es gracias a vosotros y sobre todo una gran parte de lo que seremos mañana.

2º de bachillerato siempre es un curso duro, y este año quizás lo ha sido más que nunca. Hemos tenido que adaptarnos a una situación nueva y pese a todo, hemos conseguido superarlo. Y si lo hemos hecho ha sido gracias a vosotros, que habéis dado lo mejor para hacernos aprender a través de una pantalla. Gracias por vuestra enorme implicación, no solo este curso, sino el anterior durante el confinamiento, por estar tan pendiente de nosotros en un momento de caos total. Nos habéis demostrado que aunque todo venga en contra, con esfuerzo y dedicación se pueden conseguir muchas cosas. Gracias no solo por enseñarnos conocimientos teóricos sino también herramientas útiles en nuestra vida, a valorar las cosas, cuestionarlas. Por hacer de nosotros personas formadas en distintos aspectos.

Gracias por vuestras continuas charlas de ánimo y por estar siempre dispuestos a responder nuestras dudas. Por aguantarnos, que sabemos que muchas veces es difícil, ayudarnos en nuestros días malos, disfrutar juntos de los buenos, hacernos reír y por querernos tanto. Por haberos mostrado abiertos a nuestras necesidades, incluso a aquellos que han llegado más tarde. Y por tratar de sacar lo mejor de nosotros, hacer que nos sintamos orgullosos de nuestro inmenso trabajo. Nos habéis hecho crecer como personas. Porque no solo habéis sido nuestros profes, sino también nuestros amigos, nuestros compañeros de viaje durante este camino. Somos fans de vosotros, por tantas razones que no lo podemos evitar.

Hemos pasado muy buenos momentos juntos, donde nos hemos demostrado nuestro cariño y aprecio. Nos llevamos numerosas experiencias y recuerdos que nunca olvidaremos, como excursiones e intercambios, donde nuestra convivencia se hizo mayor, y añoraremos con tristeza no haber podido viajar juntos a Italia. También os queremos agradecer vuestra iniciativa y dedicación en montar cosas tan guays como el corte de pelo, los bocadillos solidarios, los partidos de fútbol y la competición de ping pong de este año, los mercadillos solidarios, los voluntariados, mediación, los hermanamientos, y un montón de cosas más que siempre recordaremos con cariño.

Gracias por haber pasado a formar parte de nuestra familia, por ser profesores en el aula y mentores en la vida, por inspirarnos día a día a ser mejores y enseñarnos a volar alto. Hay pocas personas como vosotros. Os llevaremos siempre en el corazón y os echaremos de menos.

Y si acaso pensabais que os podíais librar de nosotros tan fácilmente, que sepáis que esto no es una despedida. Nos quedan por delante semanas muy duras en las que más que nunca vamos a necesitar vuestro apoyo e implicación. Y tras ellas, deciros que igual que vosotros habéis estado ahí para nosotros, nosotros estaremos en todo momento para intentar devolveros todo lo que nos habéis dado.

Por último, darle las gracias al colegio por acogernos a lo largo de nuestra vida y por hacernos sentir en casa, la safa siempre será nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *