El pasado martes 25 de febrero, en el Salón Naranja del colegio, la Policía Nacional ofreció a todos los padres asociados a la AMPA una charla que complementa, ¡y de qué manera!  la que todos los años hacen a nuestros hijos a partir de quinto de Primaria.

En todas las comisarías de Distrito en Madrid hay una unidad especializada en Participación Ciudadana que cuenta con el Plan Director para la convivencia escolar y mejora de la seguridad en los centros educativos y su entorno. En esta charla hemos tenido la suerte de que nos acompañaran tres de los Policías Nacionales encargados para el Distrito de Salamanca.

Ofrecen charlas a todos los colegios del distrito, incluido el nuestro, para alumnos desde quinto de primaria hasta bachillerato, con un punto de vista de la realidad que viven ellos cada día. De una forma adecuada a la edad de los niños, informan sobre todos los temas que nos preocupan. Este tipo de charlas llevan impartiéndolas en nuestro cole muchos años pues el Subinspector de Policía Fermín y nuestra directora Pilar Marcos se conocen desde hace más de 15 años y se aprecia la confianza y respeto que se tienen.

Pese a la importancia de temas que se dan a diario en nuestro distrito como el acoso escolar, drogas y alcohol, violencia, bandas, racismo, violencia de género, Internet, redes sociales… a la reunión sólo asistieron unas 60 personas, estando convocadas todas las familias de nuestro centro. “Las personas que habéis venido a la reunión no necesitáis esta charla” fue como comenzó hablando la policía. Esta frase ya debería hacernos reflexionar.

El primero de los temas tratados fue el acoso escolar y como introducción este video:

Lo más importante para prevenir el acoso. No criar acosadores. Sin ellos no habrá niños que sufran las consecuencias.

Detectar los comportamientos de nuestros hijos desde pequeños, como querer llamar la atención siempre en clase, puede ser indicativo de futuros acosadores. No siempre nuestros hijos son los acosados e indefensos. Seamos conscientes de la otra parte. La más importante a corregir y educar.

Eduquemos también a diferenciar entre ser unos chivatos y dar la información al adulto responsable si conocen que algún compañero o amigo está haciendo daño a otro de alguna manera.

Internet. Otro tema que nos preocupa y mucho.

Recapacitemos. ¿Quién les da los medios a los niños? Nos preocupa saber de ellos cuando no estamos en casa. ¡Pero no les compramos un móvil de línea, no! Les compramos un smartphone. Sin límites de acceso a cientos de contenidos. Incluso les damos de alta en redes sociales donde la edad mínima es de 14 a 16 años, pero falseamos los datos. Y eso lo hacemos los propios padres.

Lo lógico y la experiencia de la Policía no pasa por prohibir el móvil sino educar en hacer un uso adecuado. Los controles parentales son un buen comienzo, pero a medida que crecen aprenden a sortearlos, de ahí la importancia de educarles bien en el uso de internet, mirar sus móviles, no para cotillear sino para protegerles. 

Algunas de las consecuencias de ver contenidos violentos o sexuales disponibles en la red es que nuestros menores piensen y normalicen ese tipo de comportamientos repitiéndolos. Otra de las consecuencias es que la tenencia o difusión de imágenes de contenido sexual de menores es delito y a partir de 14 años ya son imputables. Y como padres tenemos una responsabilidad civil que se puede transformar en multas de cuantías considerables.

Así que inculquémosles que nada de bromas con hacer, pasar o tener fotos “subiditas de tono” de amigos o propias. Hasta el que piensas que es de tu confianza puede compartirlo y al final llegar a redes sociales causando daños mayores. Si, por otra parte, te llega a ti denúncialo inmediatamente a la policía.

Enseñemos a nuestros hijos a valorarse. A respetarse ellos y sus cuerpos.

Como ejemplo la aplicación Tik tok con bailes de menores excesivamente sexualizados sin pensar en su repercusión y difusión. (Aprovechamos para recordaros que hemos redactado recientemente una entrada sobre el uso de esta aplicación. Pulsa AQUÍ para verla).

En esta época digitalizada resulta más fácil ponerse delante de una pantalla o un teclado y hacer o decir cosas que en persona luego eres incapaz de reproducir. Entonces ¿por qué publicas cosas intimas en un medio donde hay gente que no te conoce??? ¿dejarías que alguien entrara en tu habitación mientras te cambias? ¿le contarías a un desconocido dónde vives?

Consejo de la policía: comparte sólo con aquellos que conoces. Las redes sociales deben ser como tu casa. Hazlas tu casa. De nada te sirven 400 amigos si no los conoces. Deja entrar sólo a los que conozcas, es decir,  tu familia y tus amigos de verdad.

Siguiendo este gran consejo evitaremos otro de los peligros de internet. Los groomers: gente que se hace pasar por niños o adolescentes engañándoles con fines sexuales. Enseñémosles que toda red social ha de ser privada como lo es tu vida.

Hay muchos juegos on line, por ejemplo, el famoso Fornite, en los que les dejamos que lo hagan con desconocidos. A lo mejor no les dejamos llegar a casa mas tarde de las 22h, pero les dejamos que pasen horas jugando con gente desconocida sin pensar que podrían ser engañados. Bajo un Nick puede esconderse cualquiera

A veces, los juegos no son siquiera los adecuados a sus edades. El sistema PEGI nos proporciona clasificaciones por edad y contenido de los videojuegos como violencia, terror, sexo, lenguaje ofensivo…… Tengámoslo en cuenta cuando dejemos que nuestros hijos jueguen.

Otro peligro de internet. Las modas de los retos virales. El de la ballena, por ejemplo. 50 pruebas que tienen que hacer y la última…suicidarse. Hay quienes han completado el reto. ¡Se ponen los pelos de punta!

Toda esta charla de la policía acompañada de ejemplos de colegios de nuestro distrito e incluso barrio hace que den ganas de llegar a casa y cortar toda conexión, aunque parezca exagerado. Meter a nuestros hijos en una burbuja y no dejarles nunca mas salir de casa. Pero sabemos que no. Que todo pasa por la educación y experiencias. Intentemos sacar tiempo de nuestras ajetreadas vidas y acompañarlos en el mundo digital fomentando su uso adecuado para minimizar los riesgos.

Desde la AMPA queremos transmitir nuestro agradecimiento a la Policía Nacional por complementar las charlas que dan a nuestros hijos con ésta, que esperemos no sea la última, a los padres. Gracias por su cercanía y por su implicación en los temas tratados. Han quedado muchos otros por tratar y seguro que volvemos a verlos pronto.

Gracias al centro por dejarnos sus instalaciones para compartir una tarde tan enriquecedora en la labor de educar a nuestros hijos.

Gracias a todos los asistentes por conciliar la agenda para poder estar presentes. 

Otras entradas relacionadas con el tema:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *